Las buenas fotografías llegan con el buen tiempo

Hoy 20 de marzo el invierno da paso a la primavera, los días se harán más largos a partir de ahora, podremos empezar a disfrutar del calor… Y sacar nuestra cámara aprovechando las múltiples ventajas que nos ofrece esta nueva estación. ¿Por qué la primavera es el mejor momento para tomar fotografías?

aranjuez

Principalmente porque la luz es idónea, más tenue que en verano, pero mucho más intensa que en invierno. A la vez que la primavera da mucho más juego a la hora de fotografiar, por sus condiciones climatológicas. Podrás capturar bonitos paisajes florales, el brote de las hojas de los árboles o captar la marea que baja poco a poco con el mal tiempo y las tormentas que quedaron atrás.

Antes de salir de casa deberemos preparar el material. El trípode es un elemento indispensable, nos aportará estabilidprimavera insectoad a la hora de fotografiar no sólo flores sino toda clase de animales. Entre los objetivos mejor preparados para captar paisajes, os recomendamos un gran angular, pues si se utilizan objetivos por debajo de los 14 mm puede dar lugar a la distorsión de las imágenes. Si lo que quieres es captar imágenes con todo detalle, como  por ejemplo insectos o los elementos de una flor, con un teleobjetivo obtendrás buenos resultados. En un uso más profesional el objetivo macro, te ayudará a amplificar todos los aspectos del objeto a fotografiar.

La primavera también nos ofrece cielos más descubiertos, aunque pronto puede aparecer alguna que otra nube que puede ser objeto de fotografía.  Para resaltar el azul del cielo, jugando con diferentes tonalidades, puedes utilizar un filtro polarizador.

Consejos

  • Aprovecha los colores que te ofrece la estación, los fotógrafos profesionales en esta época “van a la caza” de los árboles en flor. En esta época podrás conseguir una gran variedad de tonalidades, así como contrastes.

 

  • El mejor momento para fotografiar son las primeras horas del día, el hecho de amanecer más tarde ayuda a conseguir imágenes de amaneceres que en ninguna época del año se consiguen.

 

  • Hay que tener en cuenta que en primavera hay cambios bruscos de tiempo. Tan pronto hace un día soleado como se torna y empieza a llover. Por lo que habrá que modificar  la sensibilidad del ISO como ajustar el diafragma, si se prefiere variar el color en la imagen elegida del modo automático.

La primavera junto con el otoño son las estaciones del año que dan más juego en la fotografía, gracias a la tonalidad que ofrece la luz en cada uno de los objetos como los distintos contrastes que se pueden encontrar en la naturaleza… Así que, ¡Sal a la calle y disfruta!