El bigote de Dalí al completo

Cuando el genial fotógrafo estadounidense de origen letón Philippe Halsman se encontró con el pintor español Salvador Dalí en Nueva York en el año 1954 no pudo evitar fijarse en como el bigote tan característico de Dalí no había parado de crecer y cuyas puntas se situaban más arriba que las cejas.

É113554484_72c4f823dd_osto le hizo plantearse una cuestión: que nunca se había escrito realizado un trabajo que tratara de inmortalizar no toda la figura de un artista o personalidad, si no sólo una parte de éste, y tras ver el peculiar bigote no lo dudo y planteó a su amigo la realización de un trabajo.

Halsman se dedicó a fotografiar esta pequeña parte del artista español desde infinidad de posiciones y ángulos que dio lugar a la publicación del libro “Dali`s mustache” cuyas 28 fotografías en blanco y negro parecen dotar de vida el bigote del pintor.

No obstante la mayoría de las fotografías realizadas por Halsman no tuvieron cabida en el libro, y por ello la Fundación Gala-Salvador Dalí ha organizado una exposición de carácter temporal con imágenes de este trabajo llamada “Variants de Dali´s” que se mostrarán en el Teatro Museo Dalí de Figueras desde el lunes 23 de abril hasta el próximo 31 de diciembre.

Las 23 imágenes han sido seleccionadas de entre aquellas que no quisieron que saliesen publicadas en su momento ni el pintor ni el fotógrafo, por lo que es un material prácticamente inédito y de gran valor.

La relación de los dos artistas comenzó entorno al año 1941 cuando ambos coincidieron en el espectáculo “Labyrinth” que los ballets rusos realzaron en la Metropolitan Opera House neoyorquina, y a partir de aquí comenzó una relación de más de 37 años que ha dejado para la posteridad numerosos fotografías de trabajos del pintor español, como “Dali’s Midsummer Night’s Mare”, “Dali Atomicus”, “Escultura de Luz” o “Voluptate Mors”.

Enrique Meneses, el reportero aventurero

Enrique Meneses se definía como un “cazador de momentos”, pero para entendernos era fotógrafo y periodista. Uno de los mejores de España, para ser exactos. Murió en 2013 a los 83 años tras un tiempo batallando con unos pulmones cada vez más débiles a causa de un enfisema pulmonar. Pero se fue dejando un legado impresionante a los que veníamos después, con una trayectoria profesional dedicada a contar lo que ocurría en el mundo, ya fuera en imágenes o en palabras, con una pasión admirable.

meneses02_opt

Fue el primer periodista que ascendió durante la Revolución Cubana a Sierra Maestra con el Che Guevara y Fidel Castro. Estuvo preso por la policía del dictador cubano Batista, cubrió el conflicto del Canal de Suez en Egipto y entrevistó a Martin Luther King Jr o Mohammed Ali, entre otros. Fotografió a Bob Dylan, Joan Baez, Paul Newman o Salvador Dalí.

meneses01Defendía que no había libros de periodista que enseñaran esta profesión, que el periodismo consistía en “ir, escuchar y ver, y volver y contarlo”. Desde que empezó con 17 años a finales de los años 40 hasta que murió con 83 estuvo retratando la realidad en la que le tocó vivir. Hoy podemos ver esta realidad plasmada en su obra en la exposición Enrique Meneses. La vida de un reportero, que se abrió al público el pasado 16 de abril hasta el 26 de julio en la Sala de Exposiciones Canal de Isabel II (Calle Santa Engracia, 125), en Madrid.

En la exposición, totalmente gratuita, se pueden ver imágenes de su icónico ascenso a Sierra Maestra, a unos jovenes Fidel y Raúl Castro, a Kennedy y Kruschev en plena Guerra Fría, a Picasso o la boda de los anteriores monarcas de España: Juan Carlos y Sofía. Un paseo por la historia mundial del siglo XX a través del objetivo de uno de los mejores fotoperiodistas.

Fotografías históricas

El 14 de marzo de 1951 Einsten cumplía 72 años y fue el día que tomaron esta fotografía tan carismática.  Una aglomeración de fotógrafos deseaba un retrato suyo y ante tanta perseverancia al final consiguieron sacar el lado más cómico del genio.  Sólo el fotógrafo Arthur Sasse consiguió comercializarla.

Robert Doisneau.  La romántica escena de una pareja besándose en pleno centro de París, es otra de las fotografías que han hecho historia.  Esta fotografía se convirtió en un icono de los 80 por la espontaneidad que la caracteriza.  Sin embargo, años más tarde se comprobó que era un “posado” para la revista American Life en los años 50.

Corría el año 1932 cuando el dominical del New York Herald Tribune publicó esta mítica instantánea bautizada como “Luch atop a skycraper” (Almuerzo en lo alto de un rascacielos) en la que aparecen almorzando un grupo de obreros sobre una viga, a más de 200 metros de altura.  La imagen dio la vuelta al mundo y se hizo famosa por su gran realismo y naturalidad.

Dorothy Counts pasó a la historia por ser la primera negra admitida en un instituto de blancos, el Harry Harding High School, en California del Norte.  La joven que ingresó en el instituto el 4 de septiembre de 1957 tuvo que soportar el acoso de sus intolerantes compañeros incluso de sus profesores, que les animaban a que marginasen a la nueva estudiante.  El autor de esta fotografía, Douglas Martin, consiguió el premio World Press Photo en 1957.

Iwo Jima, 23 de febrero de 1945.  Esta fotografía le otorgó el premio Pulitzer al fotógrafo Joe Rosenthal.  Está considerada como una de las fotografías de guerra más representativas e importantes.  La fotografía se transformó posteriormente en una escultura, el Memorial de Guerra del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, en Virginia.

Las fotografías del pasado en un museo virtual

Hoy en día ha vuelto la fotografía a nuestras vidas, gracias a las nuevas apps que podemos hacer maravillas con nuestras fotografías como cambiar el color, que parezcan antiguas, o incluso vintage…

Por esa razón, hoy quiero rescatar las fotografías de las personas mayores en un álbum de fotografía virtual en el museo de virtual. Sirve para las personas que quieran compartir sus fotografías anteriores a 1975 este museo y así mostrarlas al mundo como era su vida en aquella época tan feliz.

fuente: wikimedia

fuente: wikimedia

Por una parte se puede ver fotografías de personas de diferentes comunidades, pueblos ya que están ordenadas geográficamente o cronológicamente.

También podéis  acceder a las fotografías a través de un catalogo y sus diferentes categorías como militares, de vestidos, coches, celebraciones, es decir, si a ti únicamente te interesan ver la de los coches antiguos podrás acceder directamente a ellas sin estar buscándolas.

fuente: pixabay.com

fuente: pixabay.com

A su vez, en la parte inferior de la web podemos ver las fotografías más antiguas, destacadas, de las primeras comuniones de estas personas o incluso algunas con color.

Es un museo que vale la pena visitar aunque sea una vez y ver cómo ha cambiado el mundo tan drásticamente en tan solo unos años. Pero eso si las personas somos iguales y tenemos los mismos intereses hace 100 años que ahora, ser felices y compartir dicha felicidad con las personas que te rodean y si se puede plasmar dicha felicidad en una instantánea mejor que mejor.

Realza la forma con el blanco y negro

caballos bn

La fotografía en blanco y negro es tan vieja como la fotografía misma. A medida que la fotografía ha ido evolucionando, las imágenes se han ido coloreando. Pese a lo que podamos pensar sobre la limitación que esta pueda tener, es un tipo de fotografía que tiene sus ventajas. Al carecer de colores, la atención del espectador va directa a las formas de las figuras.

Con las cámaras fotográficas de ahora no encontraremos grandes dificultades al disparar en blanco y negro. Simplemente tendremos que hacer unos pequeños ajustes para comenzar a obtener este resultado. Lo único que debemos tener en cuenta, es no buscar tonos similares en las capturas de nuestras imágenes, por ejemplo el amarillo y el naranja,  pues la foto podría llegar a parecer muy uniforme. Para evitar este resultado, es recomendable utilizar filtros de colores, que absorben algunos  y resaltan otros.

 Aunque os recomendamos que el blanco y negro se consiga a partir de la post producción, pues al disparar en monocromo y en JPG, las cámaras procesan los datos en bruto y descartan toda la información en color. Esta carencia de datos, le quita versatilidad al posterior editado de la foto. Cosa muy distinta es si nuestra cámara nos ofrece la posibilidad de trabajar en monocromo en RAW, ya que la información no se perdería.

Hay técnicas reconocidas como el sistema de zonas, ideada por Ansel Adams en los años 30 que defiende que cada fotografía respete la gama de grises desde el blanco más puro al negro más negro.

Si directamente no disparamos en blanco y negro a través de los ajustes realizados en la cámara, podemos optar en la postproducción por convertir una fotografía de color a blanco y negro a partir de Photoshop.

Omnifoto-lake-uk-Greg-Gorman

Existen varios caminos de conversión a través de este programa, pero no todos ellos producen los mismos resultados. Entre los autores más brillantes que ponen en relieve el valor de la fotografía, se encuentra el estadounidense Greg Gorman, uno de los mayores especialistas en el retrato en blanco y negro. Aquí os dejamos un tutorial con su técnica. En los siguiente post abordaremos la técnica más detenidamente, para ver la realidad desde una forma diferente.