La técnica del Time-Lapse

Un recurso audiovisual muy original tanto para profesionales como para aficionados de la fotografía, que ha revolucionado en los últimos tiempos,  es el denominado Time-Lapse.

Cualquier usuario puede manejar esta fácil técnica, independientemente de ser un profesional en la fotografía.  Consiste en captar movimientos imperceptibles para el ojo humano. De esta manera, no se nos escapará cómo momento a momento se va poniendo el sol al atardecer  o cómo florece gradualmente una flor.

Para conseguir el efecto deseado, se toman varias fotografías con unos determinados intervalos de tiempo dependiendo del motivo que se quiera capturar. El paso más importante está en la postproducción, donde se une cada fotografía y se le asigna una velocidad de fotograma por segundo específica.

Sin buscar demasiado podemos encontrar esta técnica muy recurrida en la publicidad, un ejemplo es el anuncio de Movistar grabado en Tenerife por el especialista en Time-lapse Luis Caldevilla.

Time Lapse Movistar

Algunos de los consejos clave que te proponemos para lograr un Time-Lapse son:

  1. Planificar la escena.  Es conveniente haber estado previamente en el lugar para prever los posibles factores que nos pueden condicionar en la toma de fotografías. Por ejemplo, en un atardecer debemos comprobar el horario de las puestas de sol, la orientación para captar la imagen mejor… Para ello, existen múltiples herramientas que nos pueden facilitar el trabajo, como The photographer’s ephemeris.
  2. Disponer de un trípode que nos proporcione sujeción a la cámara y estabilidad en la imagen. Debemos  tener en cuenta que la camara deberá permanecer en la misma posición durante largo tiempo para la exposición.
  3. Trabajar en modo manual. Antes de empezar la sesión es esencial ajustar: El enfoque, el balance de blancos, el ISO, la apertura, el tiempo de exposición… Para que luego los ajustes permanezcan inalterables.
  4. Seleccionar el modo de prioridad a la apertura y disparar en JPEG, reducirá el tamaño de las fotografías en la tarjeta y también se aprovechará la capacidad de la batería.
  5. En la postproducción, será clave elegir el intervalo en función de la velocidad en la que se muevan los elementos en la escena. En el caso de gente moviéndose por la calle, sería óptimo un fotograma cada dos segundos.

Ahora que conoces la técnica y algunos consejos para desarrollarla, te animamos desde Phototur para que cojas tu cámara y disfrutes tanto de la fotografía como de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *